Desde hace décadas la comunidad inglesa en Lanzarote es la más amplia con diferencia dentro de la colonia de residentes extranjeros que tiene la Isla.

El peso de los británicos ha llegado a ser casi del seis por ciento de la población de la Isla, una cifra muy similar a lo que representa Lanzarote en la demografía total de Canarias.[…]

El peso de los británicos es aún mayor en el primer, y casi exclusivo, motor de la economía canaria: el turismo.

Para empezar, su papel como pioneros de la revolución industrial en el siglo XVIII los convirtió en el gran imperio mundial del siglo XIX y principios del XX, de manera que fueron los creadores, entre otras cosas, del turismo moderno y, por ende, de los touroperadores, factor clave del nuevo negocio.

Con frecuencia olvidamos que los turistas que vienen a Canarias gastan tres veces más en origen que en el destino; es decir, que contratan casi todo a empresas residentes en los países de donde vienen, mientras que aquí solo desembolsan una pequeña parte.

Los británicos fueron grandes inventores de la moderna industria del viaje y ya organizaban cruceros a Canarias hace más de un siglo.[…]

El peso británico en la afluencia turística de Canarias es brutal, muy por encima de cualquier otro país.

En algunas ínsulas el turismo inglés, escocés, galés o irlandés se nota más que en otras, como es el caso de Tenerife y especialmente Lanzarote, donde en 2017 el 54 por ciento de la afluencia turística procedió de Reino Unido e Irlanda. […]

–(extracto Diario de Lanzarote)


La preocupación es que el Brexit afectará no solo los residentes como aquellos que, por ejemplo, están jubilados y  no saben si percibirán la pensión, ma sobretodo el turismo.

Es imaginable que con la bajada del Pound todo los servicios saldrán más caros por los Ingles. Contratando todo en patria, (o sea pagando tre vez tanto),  los tour operator empezarán a proponer, como ya están haciendo, solo los destinos all-inclusive low-cost como Turquía y Egipto.

Con la salida de los Británicos habrá menos trabajo sobretodo en Lanzarote – Puerto el Carmen  y probablemente bajarán los precios de las casa.

Se dejarán espacios libres que serán ocupados, esperamos en poco tiempo, da Alemanes, Suecos, Noruegos, y todo el circulo empezará otra vez, subirán los precios, se hablará Alemán etc… porqué hay también que reconocer que los únicos que se esfuerzan de hablar el idioma son los Italianos y los Franceses que intentan integrarse.